Blog

¿Qué es y cómo curar el Jet-lag digital?

¿Qué es el Jet-lag digital?




El Jet-lag (tradicional) es un trastorno que se define ante una rápida búsqueda en Google como:


“Desajuste temporal de las funciones del cuerpo humano tras un viaje largo en avión”


Lo que ocurre en digital es algo más o menos parecido, con el agravante de que todo el tiempo se están sucediendo cambios en la red que afectan a nuestras funciones del cuerpo. Sobre todo a las cognitivas que intervienen en nuestra relación con la tecnología. El jet-lag digital tiene entonces el agravante de ser constante. Como si cada mañana que nos despertaramos, nos estuviéramos bajando de un avión aterrizando en un nuevo huso horario al cual nuestra mente debe adaptarse.


Pero no es tanto en la descripción del concepto, sino más bien en sus consecuencias, donde se encuentran los puntos en común.


De acuerdo a estudios de la Universidad de Michigan el Jet-lag produce cansancio, fatiga, y hasta dificultades para pensar con claridad. También influye en la toma de decisiones. Y produce apatía e irritabilidad.


Y más allá de lo que la ciencia pueda decir al respecto, no hay mejor entendimiento que la empatía de haber vivenciado las consecuencias del jet-lag para comprenderlo mejor. A mi personalmente el jet-lag me produce una sensación de no saber dónde estoy parado. O peor aún, acostado. Cuando más siento sus síntomas es en los primeros minutos de la mañana siguiente a un viaje largo. No saber dónde estoy. Qué hora es. Si es Sábado, Lunes o martes. Es una falta de orientación temporal y espacial, total.


Y mientras ese jet-lag se cura relativamente rápido con un buen café. En digital no.


Porque además de estos síntomas compartidos, el jet-lag digital tiene otros que le son específicos: Desánimo, procrastinación, sensación de impotencia, son algunos de las consecuencias que la constante innovación digital produce en nuestras mentes. Como si necesitaramos 7 vidas para aprender todo lo nuevo que aparece en el ecosistema digital. Pero el problema no está ahí. Porque ni 70 veces 7 vidas serían suficientes para aprender todo lo nuevo que aparece detrás de la innovación digital. El problema, está en asumir que es imposible aprender todo. Así que bien, descubrir cuál es problema, es el principio de la solución.


¿Cómo prevenir y curar el jet-lag digital?


Para vencer al jet-lag digital hay que comprender que es una lucha diaria. Y como en la mayoría de los casos mejor que curar es prevenir. Para ello, estuvimos investigando y desde Selección Digital les preparamos una lista con las mejores práctica. Ahi va::


Saber quién sos, y a dónde querés ir en tu viaje digital es clave para tener foco en lo que verdaderamente es relevante y funcional a los objetivos de tu negocio ¿De qué me serviría en Selección Digital (mi consultora) tener un canal de e-commerce si proveemos servicios de consultoría? ¿Tendría sentido para nuestro modelo de negocio abrir un chat-on line para atender a los clientes cuando ya disponemos de otros canales más personalizados para comunicarnos con ellos? Si en mi equipo trabajan 3 personas,


Saber quienes son tus clientes (actuales y futuros) para filtrar todas tus acciones de posicionamiento digital, por el perfil de persona al cual quieres llegar. Por ejemplo: Si cada red social responde a una experiencia de usuario diferente, estar por estar, en todas, no tiene sentido. Debes estar sólo allí donde tus clientes invierten su tiempo. Así como si fueras una empresa que fabrica calzados de verano, no irías a invertir para vender en Alaska. No tiene sentido que inviertas en una red social a la cuál no acceden tus clientes.


Aun pasando por estos filtros puede que aún te quede una carga importante de trabajo por hacer para estar en la posición que te gustaría dentro el ecosistema digital. Por ello, es aconsejable tener un plan. No pretender hacer todo lo que no se hizo de una sóla vez. En definitiva para el jet lag digital la mejor cura, es el diagnóstico y su consecuente planificación.

Author


Avatar